Existen muchas técnicas para atraer tráfico web, y entendemos la necesidad de incrementar visitas. El tráfico es necesario para conseguir los objetivos de negocio. De la misma manera, las visitas son necesarias para que los usuarios que lleguen a nuestra web interactúen en ella. Nuestro objetivo será que como mínimo realicen alguna acción que hayamos definido para que, en definitiva, conviertan, pasando en el mejor de los casos a ser clientes.

Aunque cada modelo de negocio tiene sus propias necesidades y en ocasiones se priorice conseguir un volumen de tráfico alto, ya os adelantamos que debéis valorar la calidad por encima de la cantidad de esas visitas.

Para determinadas situaciones en las que necesitamos generar tráfico en poco tiempo, la opción de campañas de pago (PPC) puede ser una buena herramienta, partiendo de la base de que trabajar una estrategia SEO nos llevará más tiempo (habrá que generar además un número muy alto de contenidos) y los resultados no serán visibles hasta un medio/largo plazo. Para que las campañas de pago por clic sean una decisión acertada os aconsejamos que no perdáis de vista las siguientes recomendaciones:

1. Mide el retorno de la inversión de las campañas. Para ello, la primera recomendación es medir el valor del objetivo que hayamos definido. Esto, a priori, si vuestra web no es un e-commerce puede parecer difícil de medir, pero no tiene por qué ser tan complicado. Aunque no tengamos un dato tan claro como el precio de un producto, podremos calcular y valorar cuánto nos cuesta recibir una petición de presupuesto y qué obtenemos de una consulta de un posible cliente interesado en nuestros servicios vía formulario de contacto.

2. Prioriza calidad vs cantidad: desgraciadamente todavía en muchos sitios se mide la efectividad de las campañas de captación de tráfico en base al número de visitas conseguidas. En otros casos, se sigue invirtiendo y aumentando el presupuesto sin medir ni siquiera la efectividad de las mismas. Planteémonos de qué nos sirven esas visitas si no desencadenan ninguna acción en la web. Google Analytics dispone de múltiples indicadores que nos ayudarán a saber si las campañas están funcionando como deben. Analiza la tasa de conversión, el uso del sitio, etc.

3. Optimiza continuamente. Como hemos comentado antes, analiza los datos y fíjate en datos como cuánto hemos pagado por una determinada palabra clave hasta conseguir una conversión, etc. Optimiza las pujas de las palabras clave, crea nuevos anuncios, etc. En definitiva, trabaja con una metodología de “prueba–error” y no tengas miedo de hacer pruebas siempre midiendo los resultados.

Google Ads nos permite multitud de variantes y técnicas diferentes. Analiza y plantea cuál es la que más te conviene en función de tu modelo de negocio y ponte a ello.

En definitiva, no hay un único camino ni existe una fórmula mágica que nos haga crecer en tráfico de una manera exponencial. Todo consiste en trazar una buena estrategia online personalizada a tu modelo de negocio y necesidades y trabajar los diferentes canales de una manera coordinada.

Si necesitas ayuda para conseguir tráfico de calidad y conseguir tus objetivos online, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.