Este es el segundo post de la serie dedicada a la mejora de conversión (CRO). En él hablaremos de las ventajas de trabajar bajo la metodología CRO. Además veremos algunas acciones que ayudarán a mejorar el rendimiento de tu negocio digital.

Para nosotros la ventaja más evidente es la de trabajar con una orientación a la mejora continua y lo que supone trabajar con un plan definido, una vez identificadas las ineficiencias. De la misma manera, y siempre que haya varios perfiles implicados, te recomendamos compartir con las personas implicadas el plan de actuación y los objetivos del mismo. De esta manera, trabajaréis en la misma dirección y evitaréis errores de comunicación.

Dicho esto, y centrándonos en las ventajas propiamente relacionadas con la conversión, podemos mencionar entre otras:

  • Optimización del tráfico: optimizando el posicionamiento orgánico (SEO) y las campañas de captación de tráfico, así como la experiencia de usuario, conseguiremos retener a esos usuarios y guiarlos hacia la consecución del objetivo.
  • Maximizar la rentabilidad de cada visita: está estrechamente relacionado con el punto anterior. A mayor trafico cualificado, mayor posibilidad de conversión. Esto significa que, a priori, con la misma cantidad de tráfico, conseguiremos ser más eficaces comercialmente, generando más oportunidades de venta.
  • Conocer más a tu cliente objetivo: tener definido tu público objetivo te ayudará en todo el proceso: en la definición de los mensajes, conociendo dónde se encuentra y qué sitios considera relevantes.
  • Aumentar tu beneficio: a mayor tasa de conversión y mayor eficacia del departamento comercial venderás más, con lo que aumentarás la rentabilidad y el beneficio relativo de tu negocio.

Queremos incidir en el último punto, ya que muchas veces relacionamos una mejora de la tasa de conversión con el incremento del beneficio del negocio, algo que a priori es evidente. Pero no olvidemos que en el cálculo del beneficio entran factores del propio modelo de negocio como el % de beneficio por venta, costes de estructura, costes salariales, ajenos al rendimiento de las acciones de marketing.

   ¿Cómo mejorar el ratio de conversión?

 Antes de nada, para mejorar el ratio de conversión es necesario saber qué funciona y qué no en tu audiencia. Hay que cubrir las expectativas del cliente potencial, sus necesidades y reducir los obstáculos en la medida en que nos sea posible. Pero no te preocupes, ofreciendo contenido relevante, acompañándolo de material, datos de interés y llamadas a la acción o Call to Actions (CTA) atrayentes conseguirás tener la atención de tus usuarios y mejorar su retención.

Veamos algunas maneras que te pueden ayudar en este camino.

  • Desarrolla una estrategia de CRO basada en datos: si trabajas con Google Analytics, una buena manera de empezar es revisar los patrones de búsqueda. El informe de flujo de comportamiento nos dará pistas sobre páginas que incentivan a seguir leyendo o navegando por otras páginas y las que tienen un porcentaje de rebote alto. De ser así tendremos que analizar en profundidad cuál es el problema para poder solucionarlo.
  • Revisa si tu oferta es atractiva para el usuario, de lo contrario no funcionará. 
  • Prueba qué contenidos y elementos están funcionando y cuáles no: en este sentido existen herramientas de mapas de calor (heatmaps) que nos muestran de qué manera el usuario interactúa con la web.
  • Optimiza el diseño de tu web: la web debe ser, además de atractiva, funcional, cargar rápido y hacer fácil al usuario la posibilidad de compra o de contacto. Además, te aconsejamos que hagas pruebas con diferentes tipos de formularios y diferentes botones y llamadas a la acción para ver cuáles funcionan mejor.
  • Usa testimoniales para generar confianza: mostrar los casos de éxito con clientes y testimoniales tiene un gran valor. Dará seguridad al cliente potencial acerca de la calidad de nuestros servicios o productos.

AB testing

El A/B testing es una de las principales técnicas usadas en el CRO.

En conclusión, si tienes que quedarte con unas pocas ideas de este post, te recomendamos que sean, trabajar en base a datos, testar y probar qué funciona y qué no (más adelante hablaremos del A/B testing y sus posibilidades) y tener una web optimizada de cara al usuario y a buscadores.

Si tienes dudas sobre cómo abordar este proceso, no te preocupes, ponte en contacto con nosotros y juntos diseñaremos la solución que te lleve a mejorar los resultados de tu web.