Estamos seguros de que a estas alturas ya te ha llegado el nuevo acrónimo de moda: CRO. A lo largo de varios posts, trataremos de explicar cuál es su significado, cuáles son sus beneficios, y algunas recomendaciones que te ayudarán a mejorar tu ratio de conversión.

¿Qué es el CRO?

El CRO (Conversion Rate Optimization) o la mejora del ratio de conversión es una metodología orientada a mejorar los resultados de tu negocio online.

Debemos partir de la base, de que nuestra web tiene definidos unos objetivos y al hecho de que un usuario complete con éxito una acción o tarea importante de cara a lograr dichos objetivos, se conoce como conversión.

Hay diferentes maneras de medir las conversiones. En realidad, todo depende de cuáles sean los objetivos de tu web. De esta manera, y siendo generalistas, si los objetivos de tu web son la generación y captación de leads, una conversión será que un usuario que visita la web rellene un formulario de contacto pidiendo información para iniciar una relación comercial, en cambio, en el caso de un e-commerce, será que un usuario realice una compra. En un modelo de monetización del tráfico, la conversión se medirá por el número de páginas que consuma un usuario. Estos son solo algunos ejemplos de lo que podríamos considerar una conversión en función del modelo de negocio.

Un detalle a tener en cuenta en todos ellos es que puedes tener una gran cantidad de tráfico en tu web pero si no convierte, todos tus esfuerzos no habrán servido para nada.

¿Cuáles son las áreas implicadas en la mejora del ratio de conversión?

Mejorar este indicador supone trabajar a fondo en diferentes áreas del marketing online. Se trata de sacar el máximo partido a tu web, de optimizar la estrategia de marketing online, del diseño y desarrollo web, y de la captación de tráfico, basándonos como siempre en los datos, en la analítica web.

Nosotros disponemos de una metodología enfocada a resultados. Si te interesa conocer cómo trabajamos, ponte en contacto con nosotros.

Ahora ya sabes qué es el CRO. Se trata de optimizar los recursos disponibles y trabajar en base a mejorar la eficacia comercial. No abandones el análisis en todas las fases y  la optimización de los diferentes canales y verás cómo tu tasa de conversión mejora.

En el próximo post hablaremos sobre los beneficios de trabajar con este enfoque y te daremos algunas recomendaciones.